¿Qué es el síndrome postvacacional?

5 septiembre 2022

Tras las esperadas vacaciones, toca la inevitable vuelta a la oficina y a la rutina del día a día. La dificultad para adaptarse a este regreso a la normalidad se ha identificado en los últimos años como síndrome postvacacional, pero ¿existe realmente?

Lejos de considerarse una enfermedad, el síndrome postvacacional es más bien un trastorno adaptativo que manifiestan algunas personas tras regresar al trabajo después de las vacaciones, y que puede presentar características como:

  • Debilidad generalizada y astenia.
  • Insomnio y, en consecuencia, sensación de agotamiento durante el día.
  • Baja capacidad de concentración.
  • Sensación de angustia.
  • Bloqueo y dificultad en la toma de decisiones.
  • Dificultad en realizar el trabajo.

Esta situación se produce porque durante las vacaciones solemos alterar de forma significativa nuestro biorritmo, una especie de reloj interno que permite al organismo adecuarse a la actividad de los quehaceres diarios, que actúan como motivaciones que nos impulsan a seguir adelante.

Durante las vacaciones, desaparece el ritmo de trabajo, los periodos de descanso se prolongan, se incrementa la actividad nocturna, se retrasa la hora de acostarse, en definitiva, se trastocan completamente los hábitos, y la ausencia de rutina puede afectar profundamente a nuestro biorritmo.

Si cuando volvemos a la rutina no podemos adaptarse a ella rápidamente, puede producirse una descoordinación entre las exigencias del día a día y nuestra capacidad de respuesta a las mismas.

 

Consejos para superar la vuelta al trabajo

Como ocurre en otras situaciones, la prevención es el mejor remedio. Volver al trabajo no tiene por qué ser sinónimo de desgana, sino todo lo contrario: ese merecido descanso debe servirnos para regresar con renovada energía física y mental.

Lo más adecuado es mantener una cierta rutina si nuestras vacaciones lo permiten, conservar un cierto horario en las comidas y de descanso, seguir practicando nuestras aficiones si es posible, etc.

Así mismo, las siguientes recomendaciones nos pueden ser de ayuda cuando nos reincorporamos a nuestras obligaciones:

  1. Recupera el ritmo sin prisas. Una adaptación progresiva a la rutina y a los horarios habituales, e incluso reservar unos días al final de las vacaciones para regresar de forma anticipada, te facilitará la preparación física y mental para el retorno a la actividad laboral.
  2. Ponte al día con tranquilidad. Revisa los correos que has recibido durante las vacaciones, organízate bien y evita el estrés: retoma las tareas pendientes estableciendo un orden de prioridades, ordena la agenda, etc.
  3. Mantén una actitud positiva. Toma consciencia de las cosas positivas que tienes: un buen empleo, tu familia, tu hogar, etc. El regreso a la oficina es una buena oportunidad para retomar los retos del trabajo o asumir otros nuevos.
  4. Cuida tu alimentación. Es posible que durante las vacaciones te hayas permitido algunos caprichos y hayas dejado de lado la necesidad de mantener una dieta equilibrada. No te lo reproches, está bien permitirse algunos caprichos, pero la vuelta es un buen momento para recuperar los hábitos saludables en la cocina, consiguiendo resultados positivos a los pocos días.
  5. Recupera tus hábitos de sueño. Un buen descanso es fundamental para mantenerse activo durante el día, por lo que dormir adecuadamente es de vital importancia. Recupera tu rutina de sueño acostándote todos los días con tu rutina habitual, sin trasnochar, y procura dormir ocho horas diarias.
  6. Vuelve a hacer deporte. Septiembre es un buen mes para plantearse nuevos retos, y el deporte debe ser uno de ellos. Reserva algo de tiempo para practicar deporte, no solo es beneficioso para nuestro cuerpo, sino también para nuestra mente.
  7. Aprovecha tu tiempo libre. Las vacaciones se acabaron, pero aún tenemos los fines de semana. Planifica alguna escapada y aprovecha que todavía hace buen tiempo y el día es largo para sacar el máximo partido a tu tiempo libre.
  8. Acuérdate que el síndrome postvacacional pasará. Tras una o dos semanas, volverás a ser tú al 100%.

Si, a pesar de todas estas recomendaciones, el síndrome postvacacional persiste, la ayuda de un especialista puede ser muy importante. Todos nuestros mutualistas tienen a su disposición los servicios de bienestar que incluyen el Servicio de atención y orientación emocional atendido por un equipo de psicólogos especializados.

¿Quieres compartirlo?

Publicaciones relacionadas

  • Te explicamos las principales características del síndrome postvacacional y algunos consejos para superar con éxito la vuelta a la rutina después de las vacaciones

    5 septiembre 2022

  • Se aprobaron por unanimidad la gestión, el balance de situación y la cuenta de resultados de 2021, así como el presupuesto para 2022, y varias mejoras reglamentarias y de baremos

    23 junio 2022

  • La marca pasa a ser Alter Mutua de los Abogados y Abogadas, dando protagonismo a las personas que forman parte de la mutua

    18 mayo 2022